Noticia

Un incentivo adicional, Programa Talentos UdeC cumple 10 años

10 años diciembre 17, 2014

La iniciativa busca potenciar y desarrollar diferentes habilidades sociales, educativas y académicas, de niños y jóvenes con una capacidad intelectual sobresaliente.

En 2014, el Programa de Talentos de la Universidad de Concepción cumple 10 años. Con la labor de ampliar y destacar las habilidades de niños y jóvenes con capacidad intelectual elevada, esta iniciativa se desarrolla durante los viernes y sábados de cada mes junto a los niños. Sin embargo, además el trabajo se realiza con profesores de áreas como las ciencias, la tecnología, la música, el medio ambiente y manualidades. También participan alumnos de pregrado de la Universidad de Concepción, cuya labor es de coordinación y apoyo.

Identificar a los niños que se benefician con este programa es una tarea que se realiza en conjunto con los colegios. Para ello, Gracia Navarro, directora del Programa Talentos UdeC afirma: “Nosotros tenemos que buscar a aquellos estudiantes de quinto básico hoy en día, que tienen necesidades educativas especiales, proveniente de capacidades intelectuales sobresalientes que se beneficiarían con nuestro programa. Este proceso tiene dos etapas, primero se capacitan a los profesores de los colegios, para que ellos identifiquen por medio de la observación de conductas, aquellos niños que tienen la necesidades educativas especiales”. Luego de este trabajo, aquellos estudiantes que son identificados deben dirigirse a las dependencias de Talentos UdeC, para completar un proceso de evaluación con los profesionales a cargo de este programa.

Existen diferencias a la hora de plantear una clase a niños con este tipo de capacidades. Al respecto, Nicolás Masquiarán, docente del Programa Talentos UdeC aclara: “Las exigencias son otras, tanto para los niños como para el profesor. En clases de pregrado uno apela a una motivación de los alumnos, que es sacar adelante su carrera profesional. En el caso de los niños en etapa escolar es diferente. Hay que  tener claro que el incentivo debe venir del profesor. Mucha de esa motivación se relaciona con la dimensión social que ellos viven acá, por lo tanto es un trabajo en conjunto con los docentes”.

Este programa es un complemento a la educación impartida por los establecimientos educacionales. Los niños beneficiados pueden cursar los talleres desde sexto básico hasta cuarto medio. Sin embargo, esta iniciativa en ningún caso reemplazaría la educación formal. De esta manera, el programa ofrece áreas estratégicas de enseñanzas, entre las que destacan: física, matemáticas, química, biología, ciencias sociales y humanidades. “Los alumnos eligen las asignaturas de acuerdo al interés por cada área. En el programa hay 240 alumnos de colegios municipales y el resto proviene de establecimientos privados y subvencionados”, destaca Gracia Navarro.

El trabajo de los profesores es primordial para alcanzar el éxito. Existe una retroalimentación entre los contenidos que ofrecen los docentes y las actividades que realizan los alumnos.  Al respecto, Nicolás Masquiarán, profesor del Departamento de Música y de Talentos UdeC señala: “Creo que hay un gran universo de estudiantes en nuestro sistema escolar que se puede beneficiar con este tipo de programas porque les abre un mundo. Son mucho más inquietos, se genera una dinámica relacional entre ellos mismos como compañeros, lo que es muy interesante. Hablamos de niños con capacidades cognitivas elevadas, pero eso no significa que tengan una interacción social en un nivel alto. Comparten y se retroalimentan socialmente”. De esta manera, la experiencia compartida también logra un avance esencial.

 

Jean Pierre Molina
Estudiante de Periodismo UdeC