Testimonio

Una de las cosas más importantes que me entregó el programa fue una formación integral
a

Por: Yeni Riffo, Exalumna Talentos

Al día de hoy han pasado ya, más de nueve años desde que comencé en Talentos UdeC, y recuerdo perfectamente ese 8 marzo de 2005 cuando llegó a mis manos la carta del resultado, en ese tiempo era lógicamente más pequeña, pero también mas tímida, insegura y con menos sueños o metas de las que tengo ahora. Digo esto, porque una de las cosas más importantes que me entregó el programa fue una formación integral, no era sólo más y nuevos conocimientos, ni hacernos ver estos desde un punto de vista más entretenido, eso estaba y también lo destaco, pero muchas veces algunos contenidos se olvidan, sin embargo no podría olvidar que el estar en Talentos me ayudó a desarrollar habilidades blandas y sociales, que sola no hubiera podido.

Como alumna, el estar en el programa era una oportunidad única, participar en cosas que jamás vería en mi enseñanza formal y que saciaron por siete años esas necesidades intelectuales especiales que son la definición del programa.

Al entrar a la universidad también pude ver lo trascendente del programa en mi vida, uno de los primeros cursos en  los que estuve ahí fue uno llamado “Vida Intrauterina”, teniendo aproximadamente 13 años no imaginaba la importancia que tendría, pero al momento de decidir que profesión seguir pude verla; hoy estudio Obstetricia y Puericultura en la Universidad de Concepción y no podría ser en otro lugar, si esta Universidad me ha dado tantas oportunidades y habiendo visto por siete años la calidad de los docentes que en ella están, anecdóticamente el profesor que hizo el curso en Talentos fue también quien me enseñó embriología en el segundo año de mi carrera.

Hoy para mí sigue Talentos, participando como Coordinadora Estudiantil de los niños, y con esto sigue mi formación, porque muchas veces siento que recibo más de lo que doy, a pesar de esforzarme para entregar mi 100%, tengo la oportunidad de participar y ver la formación de nuevos niños que llegan igual como lo hice yo un día, y feliz daré ese 100% al saber que ayudo a construir experiencias que ojalá sean mejor que las mías, si es que eso puede ser posible.

Ver más historias